miércoles, 12 de octubre de 2016

Reseña| Sueños de Piedra

Sueños de piedra
Título: Sueños de Piedra.

Número de páginas: 569.

Editorial: Nocturna.

Autoras: Iria G. Parente y Selene M. Pascual








SINOPSIS:

Érase una vez un reino muy, muy lejano donde un príncipe premió a un mago por ayudar a rescatar a una joven en apuros. Encantador. Lástima que nada de esto sea verdad. En realidad, el príncipe sueña con gloria y venganza; el mago, con que sus hechizos no sean siempre un desastre y la joven en apuros, con huir de un pasado que la atormenta... y el recuerdo del hombre al que ha matado. Érase una vez...

OPINIÓN PERSONAL:
Llevaba un tiempo muy largo detrás de esta novela, y por fin la he leído. Estas autoras me enamoraron con Alianzas (cuya reseña podréis ver pinchando aquí ), y quería leer algo más suyo. La mala noticia es que, este libro no me ha gustado tanto como el primero que leí suyo.

Nos encontramos con diferentes personajes cuyos destinos se verán entrelazados nada más comenzar la historia. Conocemos a Arthmael de Silfos que podría haberse convertido en rey, pero aparece de por medio Jacques, su hermanastro, que tiene todas las papeletas para ocupar ese puesto. Por supuesto, Arthmael no piensa dejar que esto suceda, por lo tanto se marcha del castillo dispuesto a demostrarle a su padre que él es el justo merecedor de la corona, y para ello decide convertirse en un héroe que lucha contra monstruos y salva a doncellas en apuros. Lynne, es una joven muchacha con un oscuro pasado, pero con un presente que es aún mas negro. Su cuerpo es vendido en su contra desde una edad algo temprana. Pero Lynn ha madurado y ahora se niega a ser un juguete que solamente da placer a los hombres, ella no quiere ser de nadie, quiere ser de ella misma. Decide marcharse, pero eso de la libertad es un precio muy alto en este mundillo y sus manos se llenaran pronto de sangre. Su camino se cruza rápidamente con el del príncipe Athmael, con el cual no tiene un buen comienzo, que digamos. Ni se les pasa por la cabeza eso de ayudarse mutuamente y acompañarse, pero eso cambia cuando el pequeño hechicero, Hazan, aparece pidiendo ayuda. Necesita encontrar una cura que salvará a su hermana, y Lynne, cegada por encontrar la aventura, y Arthmael, decide que aquello es una buena oportunidad para demostrarle a todo el mundo lo que vale. Aunque el camino por recorrer es largo y peligroso...

"-¿Tan desesperados están que ya admiten animales en las escuelas?
-Si admiten cerdos en palacios, como tu mera presencia prueba..."

Nos encontramos con una historia muy feminista, que nos muestra a través del personaje de Lynne, lo que les hubiese gustado a todas las mujeres hacer en cualquier periodo de la historia, pero no han podido hacer por motivos que no vienen al caso. Lynne es una chica a la que la vida le ha dado varias bofetadas y se las ha tenido que arreglar ella solita. Me atrevo a decir que Lynne es uno de los mejores personajes creados en la literatura juvenil, una joven con una personalidad muy marcada, y que se nota que ella es así, que es valiente, que no le asusta casi nada y no ha sido un personaje nada forzado, como nos solemos encontrar.

Mi dilema ha estado con Arthmael, aún no se si me gusta o no. Arthmael es un hombre orgulloso y al que le gustan las mujeres y la bebida. Como bien indica su nombre es de "piedra". Pero esa piedra se empieza a romper a medida que van pasando los capítulos y, al final le terminas cogiendo algo de cariño. 

Hazan es mi personaje favorito, me he sentido muy identificada con él. Me ha encantado como se ve su inocencia cuando viaja con Lynne y Arthmael, la forma que tiene de creer en el amor y me ha gustado mucho cuando hace de casamenteras. Por lo que tengo entendido, Títeres de la magia habla de él, cosa que me hace demasiada ilusión. 

"(...) se supone que... el romance es... ¿equilibrio? Es querer a alguien como esa persona te quiere a ti, ni menos ni más"

La primera parte de la novela me enamoró desde el principio, aunque todo seguía el mismo esquema, que en muchas ocasiones llegaba a aburrirme, sobretodo cuando ya la historia está más adentrada: peligro de muerte, alguien casi se muere, pero al final todo que da en un susto. Pienso que había cosas que se podrían haber alargado y profundizado más, en vez de crear nuevas situaciones que alargasen la historia

"Pero aunque tú no te quieras a ti misma, yo... yo podría hacerlo por los dos, hasta que aprendas"

El amor también está presente, y creo que es el peligro más grande que acecha a nuestros personajes. Es la típica relación que empieza con odio, pero luego caen pérdidamente enamorados, pero las autoras saben expresar muy bien la evolución de la relación, ya que ambas saben crear personajes y más tarde desarrollar los sentimientos que tienen lugar dentro de cada uno.

Otro punto que no me ha gustado de la novela son las situaciones irreales que en algunas ocasiones tienen lugar. Yo que también escribo sé perfectamente lo complicado que es crear momentos creíbles, pero sé que Selene e Iria pueden hacerlo bien, y creo que con un poco más de pulimiento en la novela se hubiese conseguido.

También tengo que añadir que me hubiese gustado conocer algo más de Marabilia, porque aparte del mapa del principio, no sabemos mucho más sobre el mundo que las autoras crean.

En conclusión, ambas autoras son marabiliosas, y creo que aunque el libro tiene varios fallos, es una lectura muy rápida y ligera que merece la pena leer. Es una pena que no me haya gustado tanto como Alianzas, pero igualmente tengo pensado leer todo lo que estas dos mujeres publiquen...







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada